construccion de piscinas logo
home contacto email
 
 

Depuradoras de piscinas

 

El agua existente en una piscina suele contaminarse muy fácilmente debido a los microorganismos que existen en la atmósfera y por los que introducen las personas a la hora de bañarse. De este modo es que al no haber oxigenación estos microorganismos se reproducen progresivamente en la pileta hasta el punto tal en que pueden transformarse en algas; lo mismo sucede con el aire y la lluvia que introducen polvo, tierra y hojas.

Lo que resulta fundamental para combatir este inconveniente es la utilización de depuradoras para piscinas que retengan en su interior toda la materia en suspensión que hay en el agua de nuestro natatorio. Las principales características de una eficiente depuradora de piscina son: su fabricación en polietileno reforzado con tratamiento UV (apto para la intemperie), paredes con mayor espesor, resistencia a la gran presión interna, poseen multiválvulas de seis vías con manija selectora para seis posiciones: filtrado, desagote, retrolavado, enjuague, recirculación y cerrado.

Las depuradoras de piscinas están diseñadas para cada natatorio en particular, no es lo mismo una depuradora de piscina para un natatorio familiar que para un natatorio deportivo, ya que el depuramiento y filtración del agua de este último se requiere de la utilización de filtros de dimensiones especiales, siendo aptos para un sistema de recirculación inversa.

depuradoras-piscinasEste sistema funciona de la siguiente manera: el agua ingresa a los vasos por la parte de la pileta, retornando a los tanques de compensado por rebalse continúo del borde superior y perimetral de las piscinas. Así, por ejemplo, el sistema de depuradoras de piscinas puede satisfacer las necesidades de natatorios de grandes dimensiones como lo son las piscinas olímpicas y de saltos. Las principales características constructivas de estas depuradoras de piscinas son: fabricadas en acero inoxidable, tratadas en su interior para evitar la corrosión, equipadas con una única válvula (que nos permite realizar todas las operaciones mediante el accionamiento de un solo comando), provistas de bombas centrífugas de gran potencia y dispone de circuitos auxiliares (que permiten el filtrado en mínimos niveles de agua).

Es clave contar tanto con una buena depuradora de piscina, como con un correcto mantenimiento químico del agua de la misma. El funcionamiento del filtro y de la depuradora dependen siempre del volumen total de litros con el que cuenten las piscinas, y del tiempo previsto para recircular dicho volumen. A tal efecto es recomendable que dicho tiempo esté comprendido entre 6 y 8 horas, siempre se aconseja que los filtros no trabajen forzados y sí optar por modelos correctamente dimensionados.
La filtración y la depuración del agua es sólo una parte del trabajo a realizar para mantener los natatorios limpios, pero además debe dársele al agua un tratamiento químico adecuado, ya que para obtener una buena depuración del agua se necesitan de ambas cosas. Con este tratamos de indicar que sólo con la depuradora no se conseguirá nada si no va acompañada de un buen tratamiento químico. Está muy generalizada la idea al adquirir una depuradora de piscina, de que la máquina lo hará todo, hasta el punto de creer que la piscina estará limpia y apta para bañarnos sólo con el uso de este aparato; pero la depuración consiste en una perfecta conjunción de los dos tratamientos, el químico y el físico.

depuradoras-de-piscinas

depuradora-de-piscinas depuradora-de-piscina depuradoras-de-piscina
Modelo de depuradora variante de depuradora tipos de depurardor piscina con depurador

El agua se aspira del fondo de las piscinas a través de la toma o cámara de fondo, y de la superficie por medio de los skimmers, llegando a la depuradora por conducciones separadas provistas de sus correspondientes válvulas y volviendo a la piscina por medio de los retornos. Estos van instalados en el lado opuesto a la cámara de fondo y al skimmer, proporcionando de esta manera una renovación total del agua de los natatorios.

Pero además de las depuradoras de piscinas tenemos los filtros, éstos están compuestos por una carga de arena silícica, a través de la cual se hace circular el agua en sentido descendente, reteniendo entre ella la materia en suspensión del agua a filtrar. Una vez iniciado el ciclo de filtración y al cabo de cierto tiempo, será preciso lavar el filtro, ya que la arena se habrá obstruido con la suciedad, impidiendo el paso del agua; con el lavado a contracorriente se consigue invertir el sentido de circulación del agua de las piscinas en el filtro y con ello se expulsa al desague la materia filtrada.
Los filtros y las depuradoras de piscinas deberán instalarse lo más cerca posible de las piscinas y con preferencia, a nivel de 0,50m. por debajo de la superficie de agua de los natatorios, es importante indicar que no se debe usar para el empalme de la válvula selectora tubería de hierro, es imprescindible utilizar accesorios plásticos y cinta de teflón.