construccion de piscinas logo
home contacto email
 
 

Cloro liquido para piscinas

 

Como quienes tienen piscina sabrán, el mantenimiento de tan grande cantidad de agua no es un tema fácil. La desinfección de la misma será algo fundamental para garantizar la seguridad de todos aquellos que decidan tomar un baño. Pero, ¿cómo se logra la desinfección del agua? Por lo general una de las soluciones más fáciles es aplicar cloro.

El cloro es un agente químico que actúa por oxidación. Esto quiere decir que convierte las moléculas orgánicas complejas en simples para que puedan evaporarse a través de un gas que resulta completamente inofensivo. El proceso de oxidación que realiza el cloro sobre el agua consigue que los residuos orgánicos humanos (como piel y pelo), así como también las algas y diferente suciedad orgánica variada se transformen en gas.

Con respecto a la proveniencia del cloro podemos decir que este se deriva de los halógenos así como el flúor, el bromo, el ástato y el yodo. Por lo general en la naturaleza es encontrado e forma de gas, formando moléculas de cloro que son divalentes (CI2). El cloro puede ser administrado dentro de la piscina en diferentes formas. Una de las más comunes es añadir directamente cloro líquido. A la hora de manipular este líquido tendremos que tener mucho cuidado, debido a que es un elemento abrasivo y puede irritar la piel en contacto directo sin la mediación del agua. Podemos ver prueba de esto con la irritación de las mucosas que se produce tras entrar en contacto con el agua, en especial tras largo tiempo de estar dentro de la pileta o si abrimos los ojos nadando bajo la superficie.

desinfectante liquido para piletas de natacionEn relación a la presentación el cloro líquido para pielgas viene en bidones con mucha cantidad de litros. Será importante que a la hora de aplicar este producto pensemos en la correcta dosificación que se necesita.

Por lo general se agrega medio litro de cloro por cada diez mil litros de agua. Tenemos que tener en cuenta que al principio de la temporada la pileta tendrá que ser limpiada profundamente si no hemos llevado a cabo el mantenimiento durante el invierno. La aplicación de cloro puede no ser suficiente si nos estamos enfrentando con una superficie y un piso que no se encuentran en condiciones. Aunque el cloro líquido para piscinas es una gran parte del mantenimiento de las mismas, y nos permite mantener un alto nivel de salud en el natatorio, también existen productos para complementar la buena apariencia del agua o floculante. Uno de ellos es el clarificador de agua.

¿Qué dosis aplicar?

Este es un producto concebido a base de un polímero sintético que permite la floculación o el agrupamiento de las partículas finas en suspensión, las cuales el filtro no logra retener. Este agrupamiento incide en la formación de partículas más grandes. Estas decantan o precipitan debido a su mayor peso, dejando el agua libre clara. La dosificación de clarificador es de medio litro cada cien mil litros de agua. Será importante que antes de la aplicación del clarificador el mismo sea diluido en un balde con agua. El método más conveniente de aplicación será poder esparcirlo en el filtro con función recircular. Si no tenemos filtro otra posibilidad será poder utilizar la bomba centrífuga provocando la circulación del agua. Si existe un momento adecuado para pasar el clarificador este será definitivamente la noche anterior a pasar el barrefondo.

limpiador en forma liquida para albercasPor esta razón la pileta debe quedar inutilizada hasta que dicha limpieza se pueda llevar a cabo. Otro de los elementos que complementan al cloro para darnos salubridad en la pileta es el alguicida o el bactericida. Por lo general, como su nombre lo indica este producto tiene un gran efecto bactericida o bacteriostático. Uno de sus beneficios es que hace efecto en el acto, y que tiene también efecto residual por mucho tiempo, impidiendo así que los filtros o bombas se obturen. La cantidad ideal de bactericida será de medio litro cada quinientosmil litros de agua, y este producto tendrá que ser aplicado con una frecuencia semanal para lograr un gran efecto. Volviendo al cloro líquido en sí, esta presentación por lo general es elegida debido a que es una de las más prácticas a la hora de realizar la aplicación.

Uno detalle importante a tener en cuenta será la almacenamiento de los bidones en un lugar seco y con una temperatura moderada y lejos de cualquier lugar donde se pueda provocar fuego. Lo ideal a la hora de aplicar es cloro es poder utilizar guantes de forma de evitar quemaduras o cualquier otro tipo de daño en la piel. Al terminar la aplicación siempre tendremos que verificar que el bidón se encuentre bien cerrado, de manera de poder garantizar la preservación del producto.

Por último, para garantizarnos que la dosis de cloro que estamos utilizando sea la correcta tendremos que llevar a cabo una medición del PH, esto de de la acidez y la alcalinidad del agua. Esto puede hacerse fácilmente a través de kits de laboratorio portátiles. Esta tarea será importante para asegurarnos que el agua sea apta para bañarse y el control tendrá que ser llevado a cabo de manera bastante frecuente en la temporada de verano.