construccion de piscinas logo
home contacto email
 
 

Cloro para piscinas

 

El cloro para piscinas es un desinfectante muy eficaz que trabaja por oxidación. Este elemento en contacto con los residuos orgánicos en la superficie del agua se oxida y los evapora en forma de un gas completamente inofensivo.

Existen diferentes presentaciones del cloro para piscinas, siendo algunas de las más comunes la líquida y también la de las pastillas. Cuando utilizamos pastillas por lo general las mismas se aplican dentro de una boya de plástico la cual flota dentro de la piscina. De esta manera la pastilla de cloro se disuelve lentamente dejando un efecto residual. Esta forma de cloración es muy práctica. Un problema puede llegar a ser que la boya dando vueltas en la pileta puede llegar a ser un poco incómoda, en especial para aquellos que nadan o juegan en la misma. Otro que si la boya queda apoyada sobre las paredes de la piscina por mucho tiempo las mismas pueden quedar decoloradas y tendremos que volverla a pintar.

Un punto muy importante a la hora de tirar cloro en nuestra piscina, ya sea en la forma de pastillas o en la forma líquida, será la dosificación. Esto significa cuánto cloro tiraremos en la piscina de acuerdo a la cantidad de agua. Lo ideal será empezar con lo que se denomina la demanda de cloro. Esto es la cantidad mínima de este material que se necesita para provocar la oxidación orgánica de los residuos dentro de la piscina.

desinfectante para piletas de natacionDebido a que el cloro consumido durante la oxidación por lo general es poco, será importante que no sobrecarguemos la piscina con este material. Pero, ¿por qué? El cloro es un desinfectante con bastante olor que puede irritar los ojos y las mucosas en grandes cantidades. Lógicamente esto nos va a impedir disfrutar de la piscina y puede llegar a ser un problema con los niños más pequeños.

Por eso utilizaremos el menor cloro posible. Si bien es importante no sobrecargar la piscina con cloro, tendremos que colocar un poco más que la demanda mínima, debido a que si el poco cloro que vertemos se consume durante la oxidación los microorganismos comenzarán a reproducirse luego de forma rápida. A la cantidad de cloro que queda en la piscina luego de la oxidación se lo llama cloro residual. Este es fundamental debido a que mantiene la piscina con cloro hasta un nuevo vertido, además de mantener la transparencia del agua. Cuando en vez de utilizar color líquido usamos pastillas de cloración lenta o dosificador automático, parte del cloro va reaccionando junto a las materias orgánicas y los nuevos vertidos mantienen la acción residual libre.

Variedades de cloro

Existe una forma de cloro que no hemos tratado hasta ahora: cloro combinado. Este está compuesto de cloraminas. Estos son productos que desinfecta realmente poco y dan un olor desagradable, el cual es el famoso olor a piscina. El olor a piscina puede reducirse si aportamos la cantidad necesaria de cloro. El color vertido y combinado se juntan provocando cloro residual libre. Por último cabe mencionar el cloro residual total, que es la suma del cloro residual libre y el combinado. En relación a la frecuencia de aplicación esta será por lo general de entre 4 días y una semana en temporada alta.

limpiador de agua para albercasUn gran debate existe en relación a si es necesario vaciar la pileta o si es mejor mantener el agua fuera de temporada. Por lo general termina saliendo más barato mantener la pileta durante todo el año. Una pileta sucia, más allá de ser un lugar de contaminación y de cultivo de enfermedades, irá dañando rápidamente el revestimiento de la piscina. Si tenemos una piscina pintada lo más seguro es que este proceso tenga que ser renovado todos los años si no mantenemos la pileta fuera de temporada. El hecho de dejar el mantenimiento de lado durante los meses menos calurosos del año también puede dañar los filtros al circular la materia orgánica a través de los mismos. Como vemos son muchos los beneficios económicos de mantener la pileta clorada todo el año, aunque también encontramos aquí beneficios estéticos.

La apariencia de una pileta sucia daña la apariencia del jardín en general y no da muy buen aspecto si queremos disfrutar del parque. Por esta razón si queremos mantener una buena imagen del jardín será importante clorar la pileta todo el tiempo.

Por último, en relación al cloro líquido su presentación más usual es la de bidones. Estos pueden ser de 5 litros 10 litros o también más. Lo más importante será encontrar un lugar seco y templado para guardarlos y asegurarnos que estén bien cerrados una vez ya abiertos, de forma de que el líquido no pierda su efectividad si lo guardamos de una temporada a la otra. Debido a que el cloro puede ser corrosivo, a la hora de su aplicación será importante que utilicemos guantes de manera de evitar heridas o irritación.