construccion de piscinas logo
home contacto email
 
 

Desinfeccion de piscinas

 

La desinfección de piscinas es un paso fundamental para garantizar la seguridad y la higiene de todos los que la utilizan. Las piscinas al aire libre se encuentran generalmente expuestas a diferentes factores meteorológicos que pueden llegar a provocar un nivel de suciedad alto en las mismas. Esta afectación es constante, por lo cual el mantenimiento de la piscina tendrá que ser un tema regular del cual deberemos hacernos cargo.

Por lo general el método más utilizado de desinfección de piscinas es la cloración. El cloro se utiliza en diferentes modalidades: líquido, en pastillas, granulado, concentrado, etc. El cloro funciona de la siguiente manera: una reacción química se realiza cuando este material se pone en contacto con las materias orgánicas. Las mismas son “comidas” por el cloro y se expulsan en forma de un gas inocuo. Por lo general el cloro es el elemento más utilizado para desinfectar una piscina debido a que el mismo actúa de manera rápida y fácil, y a la vez resulta un material económico. A continuación veremos algunas de las presentaciones en las que viene el cloro así como sus particularidades. Por lo general la mayoría de los clientes conocen el cloro líquido. Este tiene la ventaja de actuar en el momento y poder realizar una limpieza rápida de la piscina. Sin embargo tenemos que tener en cuenta que si estamos hablando de una piscina grande la cantidad de cloro que necesitaremos será realmente muy importante. Este cloro líquido resulta un elemento complicado de transportar y tendremos que andar acarreando bidones, lo cual no resultará muy práctico.

limpieza de albercasAdemás el cloro líquido presenta el riesgo de que si el mismo se vuelca o entra en contacto con la piel pueda provocar severas irritaciones que pueden exigir asistencia médica. Por lo general este tipo de cloro es utilizado cuando necesitamos hacer una real limpieza de la piscina y no es utilizado para mantenimiento. Por lo general cuando queremos mantener la pileta en buenas condiciones el cloro más utilizado es aquel en pastillas de disolución lenta. Estas pastillas suelen colocarse dentro de una canasta que se coloca asimismo dentro de una especie de boya dentro de la piscina. La boya flota y va esparciendo el cloro de manera gradual y pareja. Esto nos permite que la acción de las pastillas se prolongue a lo largo de días sin tener que estar atentos al estado de la piscina.

¿Qué producto utilizar?

asepsia de piletasSi vamos a usar pastillas de cloro para el mantenimiento de la piscina hay algo muy importante que tenemos que tener en cuenta. Si la piscina está pintada, el hecho de que la boya se deposite en los costados de la misma puede llegar a provocar que la pastilla se libera muy cerca de la pared y la pintura se destiña.

Esto nos enfrentará con un problema estético bastante importante, debido a que nos quedará la piscina de un color y luego una mancha blanca en otro. Por esta razón será importante evitar que las canastas de cloro queden en las puntas de la piscina o utilizarlas solamente en el caso donde contemos con un revestimiento de venecitas. El cloro granulado es otra opción para la desinfección de piscinas.

El mismo se vuelca directamente en el agua y tiene una textura similar a lo que sería el jabón en polvo. Por lo general este tipo de cloro es más concentrado que el líquido y nos permite con una bolsa cubrir lo que muchas veces lleva varios bidones de cloro líquido. Además el cloro granulado es fácilmente almacenable, por lo que no necesitaremos mucho espacio para guardarlo. Aunque apliquemos estas formas de desinfección de piscinas muchas veces puede que el agua no se vea ciertamente transparente. Aquí una de las mejores posibilidades será ayudarnos con un cristalizador de piscinas. Este es un líquido que nos ayuda a que el agua vuelva a tomar ese color transparente y que le agregada nitidez. Por lo general este producto suele venir extremamente concentrado y debe mezclarse con agua realizando una preparación antes de arrojarlo al agua. Debido a que este es un producto muy fuerte es importante que luego de su aplicación la piscina no sea utilizada al menos por doce horas, de manera de darle tiempo al cristalizador de actuar y también de evitar que el agua tenga una concentración demasiado grande de este producto. Por último nos parece importante agregar que todo hace a la sanidad de la piscina. Más allá de la desinfección tendremos que cuidar la limpieza general de la misma ya sea que esta se logre a través de un robot para limpieza de piscinas o de un barrefondo. Cuanto menos tierra, hojas e insectos haya en la piscina más limpia se mantendrá la misma. Como vemos el cuidado de una piscina es un trabajo integral y la higiene de la misma se logra ponderando diferentes aspectos que se complementan.