construccion de piscinas logo
home contacto email
 
 

Modelos de piscinas para casas

 

A la hora de elegir la piscina que utilizaremos dentro del hogar habrá varios factores a tener en cuenta. ¿Cómo saber cuál es será la piscina adecuada según nuestras necesidades? A continuación daremos algunas directivas respecto a qué es lo más importante a tener en cuenta a la hora de elegir. Uno de los puntos más importantes a evaluar es nuestra disponibilidad de espacio. ¿Qué cantidad de metros cuadrados tenemos disponible para poner una piscina? Esto repercutirá de manera directa en la elección de una piscina de cemento o de una piscina de plástico armable. En el caso de tener poco espacio, quizá una piscina armable sea nuestra mejor opción. Claramente existen muchas diferencias entre la piscina armable y aquella que se construye.

tipos de albercas para casasSi tenemos un patio pequeño la piscina armable podrá ser removida luego de la finalización de la temporada, y podremos recuperar el espacio utilizado en verano para remojarnos y utilizarlo en el invierno con otros propósitos. En el caso de una piscina de cemento tendremos que pensar que el espacio en el patio o jardín que le adjudicamos a este objeto quedará fijo y la organización espacial al aire libre tendrá que realizarse entorno a la piscina. El tema de los costos también es un punto importante. Lógicamente no es lo mismo invertir en la construcción de una pileta que obtener un modelo que se puede armar y desarmar. Además las piletas grandes de cementos llevan un consumo de miles de litros de agua, mientras que en las otras este gasto está más controlado.

El hecho de decidir poner una pileta de cemento en nuestros jardines también trae la consecuencia y la necesidad de mantenerla todo el año. Realmente mantener agua estancada en la pileta es un peligro, en especial en los meses donde comienza el calor, y también el revestimiento de la misma se deteriora si no se la cuida, por lo cual a la larga lo mejor será mantener la pileta todo el año en buenas condiciones. Para aquellos que se deciden por piletas de cemento, en este caso habrá varios modelos posibles de utilizar. El modelo con forma de riñón es bastante popular. Este le da al jardín una apariencia muy bonita, y puede ser una buena opción para utilizar el espacio si tenemos un terreno con recovecos. La desventaja de este tipo de piscina es que puede llegar a ser un poco incómoda a la hora de nadar debido a sus curvas.

Recomendaciones de expertos

clases de piletas de natacion para hogaresEn el caso de tener una amplia cantidad de espacio disponible, la mejor opción aquí será poder colocar una pileta rectangular. Este tipo de pileta aprovecha el espacio al máximo. Si el espacio es generoso, incluso podremos construirle una escalera para ingresar a la misma, fuera de lo que sería el rectángulo, de forma de que quien entre o salga de la pileta no interfiera con quienes están dentro de la misma. A la hora de elegir modelos de piscinas para casas, también será importante evaluar la profundidad de la piscina. Por lo general las piscinas domésticas no tienen una profundidad mayor a dos metros. La pendiente de la misma también será un tema a decidir.

Por lo general las piscinas para el hogar suelen tener una pendiente gradual que permite irse acostumbrando a la piscina de a poco, a medida que la misma va adquiriendo profundidad. Si tenemos niños pequeños, probablemente sea una buena idea tener una piscina más recreativa y menos profunda de lo habitual, siempre reservando una parte con un metraje superior a 1,5m para la recreación de los adultos. Esto permitirá poder tirarse a la piscina sin riesgos de lastimarse en la parte honda.

En relación al revestimiento, la mayoría de los modelos de piscinas para casas ofrecen dos opciones: laja o cemento. El cemento es el revestimiento más barato, sin embargo este puede dañarse rápidamente con el cloro que se le administra a la pileta, despintándose con rapidez.

El barrefondo también puede ser en este caso un elemento de corrosión. En el caso de tener lajitas, este revestimiento aunque resulte más caro le da mayor protección a nuestra piscina. No tendremos que preocuparnos aquí por el cloro ni la corrosión de las paredes. A fin de cuentas esta puede resultar una mejor opción. Por último ya sea que elijamos una piscina de plástico o una construida, siempre tendremos que pensar en la ubicación de la misma dentro del patio o jardín, en especial en el segundo caso. La idea será poder ubicar la misma en el lugar de la casa donde más sol llegue, de manera de poder disfrutar el día de forma plena, aprovechando la piscina desde altas horas de la mañana hasta la caída del sol. Como vemos, más allá del modelo, la evaluación del terreno es un punto fundamental a la hora de colocar nuestras piscinas.