construccion de piscinas logo
home contacto email
 
 

Piscinas semi-enterradas

 

¿De qué hablamos cuando utilizamos el término “piscinas semienterradas”? Estas son piscinas que tiene una parte de su superficie bajo tierra pero otra visible en el exterior. Este tipo de construcción nos da la posibilidad de armarlas alrededor de un deck de madera o a la altura de un piso elevado en relación a la superficie del césped de un jardín. La construcción de una piscina semienterrada dentro de un deck de madera se complementa generalmente con un solarium, por lo cual tendremos el panorama íntegro del jardín a través de estas piletas. Esta forma de piscina nos dará una vista extremamente estética, y la misma será como tener una piscina enterrada, pero sin todos los trabajos de construcción. Por lo general llevar a cabo la construcción de una piscina enterrada es un trabajo bastante complicado y una tarea que desarma un poco el jardín.

piletas de natacion casi enterradasPrimero tendremos que excavar y sacar la tierra para luego rellenar con hormigón. Este proceso lógicamente llevará tiempo y muchas horas de trabajo. Por esta razón si no queremos llevar a cabo tal odisea podemos optar por las piscinas semienterradas. La instalación de este tipo de piscinas es mucho más sencilla, y lógicamente comparable a la de piscinas prefabricadas. En relación a la calidad, la de las piscinas semienterradas suele ser mucho mayor a la de las prefabricadas, las cuales se realizan con materiales como fibra de vidrio o líner, Lógicamente la construcción de una piscina enterrada no solamente afecta el jardín, sino también el interior de la casa, debido a que en muchas propiedades no se puede llegar al sector del jardín sin pasar por los interiores.

Por esta razón la piscina semienterrada es tan buena solución para reducir el desorden. Una de las desventajas que se le suelen atribuir a las piscinas semienterradas es el hecho de que las mismas no logran una gran profundidad. La realidad es que siempre existe la posibilidad de realizar piscinas semienterradas profundas, sin embargo la construcción de las mismas puede terminar saliendo más caro que la de las piscinas enterradas. Por lo general las piscinas semienterradas son de recreación y no con el fin de poder utilizarlas para nadar de manera profesional, por lo cual no se necesita una gran profundidad ni extensión en las mismas. Muchos de los usuarios interesados en tener estas piscinas semienterradas se preguntan si la preservación del agua es similar a la que se hace en las enterradas.

¿En qué materiales se fabrican?

albercas semi soterradasLa mayoría de las veces las piscinas semienterradas se realizan utilizando maderas. Aunque en un principio este material no era bueno para la construcción de las mismas, la tecnología se fue perfeccionando permitiéndonos tener piscinas de madera de excelente calidad y resistentes. Lógicamente la calidad de la madera será un factor que influirá en la piscina. El merbau, por ejemplo, es una madrea de altísima calidad de color amarillo oscuro que sirve para hacer piscinas. Por lo general esta madera es barnizada y luego toma un tono marrón, razón por la cual no vemos muchas piscinas amarillas.

La madera merbau proviene de África, por lo cual en los países de américa latina puede no ser tan accesible como maderas como el ipe, autóctona de esta región. Otro tipo de madera también utilizada es la teca. Esta es ideal para las piscinas semienterradas y no así para aquellas que se realizan a nivel del piso. El iroko también es una madera ideal debido a que la misma cuenta con la propiedad de tolerar bien el agua y la humedad. En el caso de la madera, aunque este material es resistente tendrá que tener un buen mantenimiento a la hora de utilizarse para piletas, debido a que la misma es proclive a las rayaduras o quebraduras.

El aceite de teca por lo general es una buena opción para mantener la madera. Este aceite deberá ser aplicado después que la madera de la pileta haya sido lavada con jabón, aceite o un detergente que no la dañe.

Algo importante en relación a las piscinas semienterradas es que las mismas pueden ser ideales tanto para exteriores como para interiores. Prueba de esto son los jacuzzis y piletas interiores en los spas u hoteles, los cuales tienen inaparte enterrada y otra que sale por sobre la superficie. En relación a los elementos de precaución que las piscinas semienterradas exigen, estos son los mismos que los que exige la piscina enterrada. Por ejemplo, a la hora de llevar a cabo el diseño, el tema de los bordes y las terminaciones tendrá que ser tenido en cuenta, evitando terminaciones en punta que puedan llevar a accidentes. Como vemos, las piscinas semienterradas son una opción intermedia entre las enterradas y las prefabricadas, y si son correctamente diseñadas pueden llevar a sumarle valor a la propiedad, embelleciendo el jardín con gracia y buen gusto.